Wednesday, August 16, 2006

De abuelitas

Cuando era niño tenía la mala costumbre de agarrarme los huevos, o las bolsas como decían allá en mi Paita natal. Mi abuelita me "resondraba" y más de una vez me endilgó un sopapo en las manos para que erradicara tan repudiable costumbre reñida con el pudor de ese puerto. Yo comenzaba a ir a la iglesia y también comenzaba a internalizar los sentimientos de culpa asociados a la religión de Cristo. Por ello me sentí muy mal cuando el párroco me riñó porque mi mamá le dijo que yo me portaba mal con mi abuelita. Yo lloré. Y para expiar mi pecado, llegué a la casa de la avenida independencia de Paita y en una calurosa tarde de verano traté de congraciarme con la bondadosa madre de mi madre. A pesar de que mis deditos aún no terminaban de aprender a manipular los objetos de la cocina me las ingenié para cortar unos limones, exprimirlos y mezclarlos con agua y azúcar. Hice pues mi primera limonada. Corriendo fui a buscar a mi abuelita para ofrecerle el refresco en señal de arrepentimiento y de perdón. "Abuelita María, tenga esta limonada que yo he preparado" - le dije llevando el vaso hacia su cara. Me miró con su típico rostro de mujer porteña que se las sabe todas y nadie puede engañar y me espetó: "!Yo no quiero limonada hecha con manos de bolsas!

4 Comments:

Blogger Angel Castillo Fernández said...

De solo imaginar el rostro de tu abuelita me muero de la risa. Oye, ¿y superaste tu manía? (:

11:54 AM  
Blogger C.S. said...

Oye, qué pena!!!

3:53 PM  
Blogger barb michelen said...

Hello I just entered before I have to leave to the airport, it's been very nice to meet you, if you want here is the site I told you about where I type some stuff and make good money (I work from home): here it is

8:50 AM  
Blogger bernard n. shull said...

hi mate, this is the canadin pharmacy you asked me about: the link

7:00 PM  

Post a Comment

<< Home